En Actividades

El Centre Pompidou Málaga presenta hoy la quinta edición de Hors Pistes La ecología de las imágenes, que podrá visitarse hasta el 17 de enero de 2022. La exposición ha sido presentada por la concejala delegada de Cultura, Noelia Losada y el director de la Agencia Pública para la Gestión de la Casa Natal de Pablo Ruiz Picasso y otros Equipamientos Museísticos y Culturales y comisario de la muestra, José María Luna. En el acto han estado acompañados por la comisaria Géraldine Gomez; el responsable territorial en Andalucía, Ceuta y Melilla de la Fundación “la Caixa”, Juan Carlos Barroso; y el director de Área de Negocio de CaixaBank en Málaga, Francisco Ramos. Además, también han estado presentes algunos de los artistas que forman parte de esta exposición.

Los artistas participantes aportan sus trabajos en torno a una reflexión: la saturación y sobreexposición a las imágenes que vive la sociedad en la actualidad, en gran medida promovida por el uso de las nuevas tecnologías. La acción de capturar y compartir archivos de imágenes y vídeos de forma continua contribuye al calentamiento global y, en consecuencia, destruyen cada día un poco más el entorno natural. En esta situación de emergencia, ¿se puede plantear una moderación en cuanto al uso de herramientas digitales? ¿Es posible imaginar entornos ecológicos frente a esta afluencia de imágenes? A partir de estas cuestiones Hors Pistes invita a artistas de la escena francesa (Nicolas Gourault, Jacques Perconte, Sabrina Ratté, Nicolas Sassoon & Rick Silva, Seumboy Vrainom :€)  y española (Daniel Canogar, Eugenio Ampudia, Judith Borobio, Bárbara Fluxá, Noelia García Bandera, Fran Pérez Rus) a invadir con sus imágenes los espacios intersticiales del Centre Pompidou Málaga.

El punto de partida se sitúa en una de las primeras películas de los hermanos Lumière en la que aparece un tren (1895), que se inscribe en el contexto de las conquistas técnicas y geográficas iniciadas por la revolución industrial. A partir de este momento, la intervención humana ayuda a desmantelar fronteras y reducir distancias. La civilización en marcha aplasta todo lo que encuentra a su paso. En las historias de conquista de principios del siglo XX, la naturaleza es un ente hostil al que dominar. En la actualidad, el paradigma se ha invertido: los desafíos ambientales vertebran la cultura y animan a proteger la naturaleza de la acción humana.

Las imágenes actuales recuerdan en cierta medida al tren de los hermanos Lumière: salen disparadas por todos los lados hacia los canales de la red, inundando las múltiples pantallas que nos rodean. Es el reino de la imagen instantánea, que invade nuestro espacio físico y mental. Asistimos a una especie de «biología de las imágenes»: continuamente intercambiadas, duplicadas, retocadas, desviadas… constituyen un flujo interminable. Estas imágenes que consumen energía contribuyen al calentamiento global.

«Las imágenes son más reales de lo que cualquiera pudo haber imaginado. Y como son un recurso ilimitado que jamás se agotará con el despilfarro consumista, hay razones de más para aplicar el remedio conservacionista. Si acaso hay un modo mejor de incluir el mundo de las imágenes en el mundo real, se requerirá de una ecología no sólo de las cosas reales sino también de las imágenes.»

Susan Sontag, Sobre la fotografía, 1977

dossier-hors-pistes-2021