Joan Miró

Obras sobre papel 1960-1978

El Centre Pompidou Málaga dedicó su segunda exposición temporal a un periodo especialmente fértil de la obra dibujada de Joan Miró (1893-1983). A través de unas cincuenta obras sobre papel realizadas entre 1960 y 1978, esta exposición ponía el foco en dos décadas en las que el artista opta por la libertad total a la hora de elegir las técnicas, los soportes y el lenguaje artístico. 

Puntos, trazos, manchas, letras, grafitis, líneas, huellas, raspados... el dibujo siempre ha estado presente en la obra de Miró y ha dejado sus marcas en ella. Pintor, escultor, ceramista y grabador al mismo tiempo, aquel que afirmaba no saber dibujar utilizó, a lo largo de toda su trayectoria artística, un lenguaje gráfico en constante reinvención. Miró alimentó su genio gráfico con influencias diversas y creó un lenguaje único, reconocible entre los demás.

Comisario: Jonas Storsve.